La Dimensión Interior -- Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo
Página
Principal
Conceptos Básicos de Caba Pensamiento 
Místico
Judío
Cabalá
y
Vida Moderna
Preguntas
y
Respuestas
Glosario
de
Términos
Audio Interior:
Melodias 
y Lecturas
El Mes de Shevat

Viviendo con
el Tiempo


Shevat y el
Sefer Ietzirá

Mensaje de Torá
para Tu Bishevat 5776

Tu B'shevat

El arbol de la Vida

"Y una Rama se Alzará en Israel"

El Sabor y el Aroma

Bati Legani cap 16

Bati Legani 5769

 

Cabalá y Vida Moderna- Viviendo con el Tiempo


Un Mensaje de Torá para el mes de Shevat
del
Rabi
no Itzjak Ginsburgh

Tu B'Shevat

El Sabor y el Aroma de Tu BiShevat

El Placer de Comer Frutas en Tu BiShevat

El año nuevo de los árboles es el día en que comienza a subir la sabia por sus ramas, posibilitándoles volver a la vida después del invierno y producir frutas maduras y dulces.

En el libro Torat Emet de Rabi Iehuda Leib Eiger de Lublín, está escrito que es una costumbre comer frutas en Tu Bishevat porque le da placer a Dios cuando los judíos disfrutan las deliciosas frutas que Dios puso en Su mundo y Lo bendicen por eso. Ese placer de Dios en lo alto se manifiesta abajo con el renovado vigor de los árboles para producir frutas perfectas y deliciosas.

El Sabor y el Perfume

La esencia de toda fruta es su sabor y su aroma, en relación al cuerpo físico de la fruta es su dimensión espiritual.

En la terminología de la Cabalá el sabor de la fruta es su daat , su conciencia. Como está dicho: “Enséñame buen gusto y conocimiento”. El origen del sabor de la fruta es el significado interior de las enseñanzas de la Torá, que se revelará en el presente con la llegada del Mashíaj. El árbol de Tu Bishevat alude a la Torá, como está dicho: “la Torá es un árbol de vida para aquellos que se aferran a ella”. Cuando Adam fue expulsado del Jardín del Edén, luego del pecado original, fue impedido de ponerse en contacto con el árbol de la vida. El Mashíaj rectificará el pecado primordial llevándonos así al árbol de la vida para que comamos sus frutos “y vivir por siempre”. Podremos entonces saborear, es decir interiorizar concientemente e identificarnos con el dulce y placentero deleite que se encuentra en la fruta del árbol.

El aroma de la fruta es su corona, keter , el aspecto supraconciente del alma, la fuente del placer ( najat ) que el judío le ofrece a su Creador cuando cumple Su voluntad. Este aspecto de las frutas alude al propio Mashíaj (y también a la chispa de Mashíaj presente en cada judío), que se distingue por su sentido del olfato. Como sabemos, el Mashíaj juzgará y rectificará la realidad utilizando su sentido del olfato. A este nivel, el árbol de Tu Bishevat denota la esencia del judío, como está dicho: “porque el hombre es el árbol del campo”. El aroma perfumado del árbol es la fragancia de la fuente del alma judía, que está ascendiendo en la luz infinita de Dios hacia el origen de la Torá. Así como el sabor es el sabor de la Torá, el aroma es el aroma del alma.

La Pureza del Corazón

Continúa el Torat Emet: “pero todo depende de nuestra pureza de corazón, como dicen nuestros sabios: ‘cuando se perdió la fuente de la pureza [cuando fue destruido el Templo], el fruto perdió su sabor y fragancia.”

De esto se desprende que la pureza del corazón es la causa interna de la dimensión espiritual del fruto. Cuanto más puro es el corazón, más perfumado y sabroso es el fruto.

El rey David le pidió a Dios: “Crea en mí un corazón puro, Oh Dios, y renueva dentro de mí un espíritu dispuesto”. En Jasidut está explicado que un corazón puro es el que está exento de toda angustia, y así libre de regocijarse y confiar en Dios. Los frutos del árbol de la vida son buenos, dulces y deliciosos, sabrosos y perfumados. Disfrutemos en Tu Bishevat los frutos de la Tierra de Israel, nuestra patria querida, amada para nosotros como una madre para su hijo, y alabemos a nuestro Padre en el cielo, elevando así la savia de la vida (en hebreo רףש, saref , es similar a saraf , “ardiente”) el entusiasmo fogoso y sagrado en nuestro servicio a Dios en santidad y pureza. Entonces, seremos meritorios del buen sabor y el buen aroma, que es la dimensión espiritual de lo mundano, del deleite en la divinidad de la tierra y que trae deleite al Creador del mundo.

 

mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por  Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Torá
en la Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del
rabino Itzjak Ginsburgh

Busqueda

Mapa
del
Sitio

Novedades

Suscribirse
al
email

Archivos
de
Email
Album
de
Fotos
Próximas
Clases
Acerca
de
Gal Einai
Contactarse
con
Gal Einai
Comprar
Libros y
Casettes
Este sitio se ve mejor con resoluciones de 800x600 y color 16bit. Instrucciones para configurar su resolución
Si tiene dificultades con los signos del castellano, hag click aquí:
Instrucciones para corregir las fuentes