La Dimensión Interior -- Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo
Página
Principal
Conceptos
Básicos de
Cabalá
Pensamiento 
Místico
Judío
Cabalá
y
Vida Moderna
Preguntas
y
Respuestas
Glosario
de
Términos
Audio Interior:
Melodias 
y Lecturas

Cabalá y Vida Moderna- Viviendo con el Tiempo
Un Mensaje de Torá para el mes de Nisan 5768
del
Rabi
no Itzjak Ginsburgh

Nisan – La Conexión de la Cabeza con los Pies

Explica la Mishná que hay Cuatro Rosh Hashaná o Cabezas de Año, obedeciendo cada uno a un motivo diferente. El más famoso sin dudas es el que festejamos primero de Tishrei, llamado en general el comienzo del año; también es muy conocido el Rosh Hashanáh Lailán, el inicio del año para los árboles el 15 de shevat.

Pero hay otros dos no muy nombrados, uno es el Rosh Hashaná del Diezmo Animal que cae el primero de Elul y el otro, del que nos vamos a ocupar ahora se festeja el primero de nisán, el primer día del presente mes, que la Mishná lo califica como Rosh Hashaná leMalajim uleRegalim, el comienzo del año para los Reyes y para las Festividades.

El significado del comienzo del año para los Reyes es que a partir de allí se computan los años de reinado de los reyes de Israel (al contrario de los reyes de los demás pueblos que se computan desde Tishrei).

La significación del Rosh Hashaná de las Festividades radica en que en Nisan comienzan las tres festividades llamadas Shalosh Regalim , las tres peregrinaciones en la cuales cada año todos los judíos suben en procesión a Ierushalaim (por lo tanto el orden es Pesaj, Shavuot y Sucot, y no como se piensa generalmente).

Estos dos acontecimientos que están involucrados en el Rosh Hashaná de Nisán tienen toda clase de implicancias halájicas, pero a nosotros nos interesa en este momento su significado interno, y de esto se trata el presente mensaje.

La regla general es que hasta los temas halájicos más fríos y concretos tienen también una faceta interior oculta que se relaciona con nuestra actualidad. ¿Cuál es entonces el significado profundo de estos dos comienzos y cuál es el nexo entre ellos?

Comencemos notando que el rey está a un nivel de rosh –cabeza- y que regalim –procesión- proviene de raglaim –pies-. El rey se desempeña como la cabeza del pueblo que se yergue sobre todos los demás y rige sobre todos los miembros desde arriba hacia abajo; por el contrario, las festividades en que el pueblo asciende en peregrinaje hacia Ierushalaim expresa el andar del espíritu de la gente del pueblo (inclusive de aquellos más simples que cumplen la función de piernas) que suben desde sus lugares de residencia hasta el Beit Hamikdash, de abajo hacia arriba.

Las dos palabras que utiliza la Mishnáh expresan dos movimientos opuestos, y también insinúan los dos estratos extremos del pueblo. ¿Pero cuál es el significado de que estén juntos y cómo se explica la idea de que ambos comparten un mismo Rosh Hashanáh ?

El Péndulo entre la Dictadura y la Democracia

¿Cuál es el significado de que justo el primero de Nisán es el Rosh Hashanáh de los Reyes de Israel? Ese día nos proporciona una enseñanza en cuanto al Modelo Judío de Liderazgo . La humanidad desarrolló durante su existencia distintas formas de gobierno y forjó cantidad de gobernantes que experimentaron todo tipo de gobiernos. La Toráh no nos pide que inventemos nuevamente la rueda… de la política, pero sí nos exige elevarla , brindar una visión renovada de lo que es un régimen apropiado basado también en fundamentos sagrados.

Nuestra era nos encuentra en un momento de conflicto entre dos modelos básicos de gobierno: la dictadura y la democracia. Parecería como que el modelo dictatorial se quebró totalmente y para siempre y que el hombre moderno lo abandonó completamente en favor de la democracia, la práctica del gobierno del pueblo a través de representantes elegidos… libremente.

La democracia trata de evitar que una sola persona acumule la suma del poder y se preocupa de “controlar el pulso” del pueblo una vez cada cuatro años para verificar que el gobierno lo esté representando verdaderamente. Difícilmente encontraremos a alguien que no bendiga un cambio como este y que no se sienta afortunado por vivir en una democracia así.

Sin embargo, una si miramos más profundo y con agudeza veremos que este sistema también está plagado de lagunas muy significativas. Por ejemplo ¿Qué nos capacita a las personas comunes como usted y yo a tomar decisiones políticas, militares y económicas? ¿Acaso tenemos un doctorado en relaciones internacionales o contamos con una gran experiencia en administración estatal?

Para gobernar es necesario que el personaje elegido esté calificado para tamaña empresa. Pero un dirigente político democrático no se elige de acuerdo a sus capacidades de conducción o de administración sino por su imagen popular, que como vemos palpablemente en nuestros días no difiere mucho del de una estrella de rock.

Agreguemos a esto las enormes limitaciones con las que se enfrenta un gobernante: el jefe de gobierno recién electo sabe que dispone de escasos cuatro años para desarrollar sus proyectos políticos, empresa que debe ser llevada a cabo al mismo tiempo que se enfrentar con el “desorden” que dejó el inquilino anterior de su oficina. No tiene ninguna posibilidad de, por ejemplo, embarcarse en proyectos de veinte o treinta años ni mucho menos.

Además de todo esto, desde el momento que suben al poder parecería como que nuestros elegidos no se sienten obligados de representar al pueblo según sus promesas o de, por ejemplo, consultarlo a través de un referéndum, funcionando en la práctica como en una “mini dictadura”. Esto nos lleva a preguntarnos ¿al final, hemos conseguido algo con todo esto?

Efectivamente, da la impresión de que si la sombra de la dictadura no estuviera acosando a la democracia (toda crítica es neutralizada inmediatamente con la clásica expresión “¿y qué es preferible, la dictadura?!”) la mayoría confesaría que en realidad es un sistema bastante malo.

 

Un Rey que Baila y Hace Cabriolas

¿Y qué es preferible, la dictadura?! No, tampoco esto nos absuelve de buscar una tercera opción que nos saque de este péndulo y combine las ventajas de los dos extremos. Y por cierto, en la mishnáh citada de los reyes y las festividades (una pequeña muestra del enorme caudal de antecedentes en la Toráh que se refiere al tema del liderazgo judío) está implícito justamente este ideal.

Porque, honestamente, ¿qué es la dictadura sino la tiranía de una cabeza desconectada del cuerpo del pueblo tratando de someterlo? ¿y qué es la democracia sino el “voto en los pies” de una cultura de multitudes que marcha carente de cabeza y de visión? La conexión de la cabeza y los pies del mes de Nisán insinúa la unión posible entre el soberano y su pueblo, un hecho desconocido en la era moderna.

La clave para esta conexión está latente en los primeros versos de la Toráh que se ocupan de la designación de un rey. Al comienzo la escritura describe el pedido del pueblo Asimáh alai melej kejol hagoim , “pon sobre mí un rey como en todos los pueblos”, que se refiere al modelo clásico del rey de aquella época, por un lado, y le ordena a su vez som tasim aleja melej , “habrás de poner un rey sobre ti”.

Pero inmediatamente continúa enumerando la Toráh una serie de “reformas” tendientes a cambiar levemente la imagen y las características de este rey: lo iarvé lo susim… velo iarvé lo nashim… ukesef vezahav lo iarvé lo meod , “no tendrá cantidad de caballos… y no tendrá cantidad de mujeres… y plata y oro no tendrá en demasía.

Se está refiriendo a un rey que posee una autoridad limitada, un rey sometido a las leyes. El súmmum de la pequeñez del rey está en la instrucción de que debe tener siempre consigo un rollo de Toráh del cual leerá en los días de su vida. ¿Por qué? “Para no engrandecer su corazón por sobre el de su hermano”.

El rey judío está sometido a sí mismo al Rey Supremo, el Melej maljei hamelajim , “El Rey de los reyes de reyes”, y en relación con El, no debe sentirse un soberano puesto sobre sus súbditos , sino más bien como un súbdito que está junto a sus hermanos . La existencia del Rey Supremo hacia el cual suben todos juntos en procesión, anula la jerarquía del cargo y coloca la cabeza al mismo nivel de los pies.

Esta igualdad está sostenida en las leyes de la Toráh, que junto con los múltiples poderes que le confieren al rey también lo obligan a cumplir con los preceptos igual que los ciudadanos. Esta limitación procura que su posición de rey no se le “suba a la cabeza”, sino por el contrario, que sienta constantemente que es parte de los pies.

Estamos hablando entonces de un sistema de gobierno que es una especie de monarquía y democracia al mismo tiempo.

La imagen de un rey como este se puso de manifiesto plenamente cuando el rey David trasladó el Arca Sagrada a Ierushalaim. Se cuenta que en ese momento bailaba y hacía cabriolas delante del Arca frente a todos. Bailaba y saltaba sobre sus pies con la simpleza de uno del pueblo, por la alegría de la celebración.

Por cierto, de acuerdo con la Cabaláh la alegría espontánea de los pies tiene su raíz por encima de la cabeza, en los estratos supernos del alma que la cabeza intelectual no puede alcanzar. Su esposa Mijal lo despreció en su corazón por ese comportamiento “estúpido”, pero él le explicó: unekaloti od mizot vehaiti shafal beeinai , “y me rebajé más por esto y fui despreciable a mis ojos”. Es cierto que sey el líder del pueblo, pero no me siento superior al pie más bajo.


Suscríbase ahora enviando un email a spanish@inner.org. o ingresando su dirección de email en nuestra página de inicio, para recibir nuestra entrega semanal.

mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por  Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Tora en la
Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del
rabino Itzjak Ginsburgh

Busqueda

Mapa
del
Sitio

Novedades

Suscribirse
al
email

Archivos
de
Email
Album
de
Fotos
Próximas
Clases
Acerca
de
Gal Einai
Contactarse
con
Gal Einai
Comprar
Libros y
Casettes
Este sitio se ve mejor con resoluciones de 800x600 y color 16bit. Instrucciones para configurar su resolución
Si tiene dificultades con los signos del castellano, hag click aquí:
Instrucciones para corregir las fuentes