Cabalá y Vida Moderna- Viviendo con el Tiempo

Un Mensaje de Torá para el mes de Adar
del
Rabi
no Itzjak Ginsburgh

Meditación para el mes de Adar 5766

(de una clase ofrecida el 28 de Shvat, 5766 – Febrero 26, 2006)

El martes y miércoles de la última semana de febrero celebramos el comienzo del mes de Adar. El símbolo de este mes es piscis o pez. En hebreo pescado se dice dag, דג , palabra compuesta por las letras guimel y dalet, que este año coinciden de acuerdo a su guematria a los días de la semana señalados al comienzo, los dos días que componen Rosh Jodesh Adar, el comienzo del mes.

Si ponemos las letras de Dag al revés, obtenemos Gad, una de las doce tribus de Israel. La bendición que Iacov le dio a este hijo y por ende a la tribu que procreó es: gad guedud iegudenu vehu iagud akev, o en castellano: "Gad saldrá a la batalla en los campos y todos sus campamentos retornarán en paz" (Génesis 49:19).

Este verso se recita tres veces como parte del recitado del Kriat Shemá que decimos cada noche antes de acostarnos. Cada una de las tres veces, este verso se recita en el sentido normal hacia  adelante y también de adelante hacia atrás, aludiendo al hecho de que dag, pez, es el reverso de Gad, y que la protección de Gad en la guerra (sus soldados eran los más valientes, los más armonizados con los infinitos recursos de fortaleza del alma, su "corona", como será explicado) proviene del mundo oculto, simbolizado por el mar.

El valor numérico del verso completo es 310, la guematria de la palabra iesh, que significa "existencia". Como cada vez que recitamos el versículo lo decimos dos veces, uno hacia adelante y otro hacia atrás, el valor total es 620, keter, "corona", que representa nuestro a nuestro ser supra conciente. Como decimos esto tres veces, en total tenemos tres coronas.

Estas tres coronas aluden a la enseñanza de Rabi Shimón Bar Iojai: "Hay tres coronas: la corona de la Torá, la corona del Sacerdocio y la corona del Reinado". En cabalá se explica que estas tres coronas corresponden a las tres cabezas de la sefirá de keter: la cabeza incognoscible, la cabeza de la nada y la cabeza de la tolerancia. En jasidut, los equivalentes cotidianos de estos términos son fe, placer y voluntad.

Cada uno de los doce meses posee un sentido en particular, es decir, un rasgo humano propio que está asociado más fuertemente con ese mes. Adar está asociado al sentido de la risa, que representa nuestra habilidad de trascender nuestra estado racional de conciencia para conectarnos con nuestra supra conciencia y nuestra fuente suprema en lo Divino. Usualmente, la risa es una expresión de placer, la cabeza central de la corona.

Algunas veces, la fe simple (la cabeza superior de la corona) y el poder de voluntad infinito (la cabeza inferior), también encuentran su expresión en la risa. Así como un no creyente puede reírse de alguien que tiene fe, también el verdadero creyente se ríe de un no creyente, y su risa surge de un lugar completamente diferente, del reino de lo desconocido.

Esta risa es en si misma el llamado a la guerra contra Haman-Amalek, el archienemigo de Israel y la esencia de la herejía, que libera el infinito poder de voluntad del alma ante el cual nada puede enfrentarse.

 

mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por  Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Torá
en la Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del
rabino Itzjak Ginsburgh