Cabalá y Vida Moderna- Viviendo con el Tiempo

El Mes de Adar

PURIM: CUANDO ENTRA ADAR AUMENTA LA ALEGRÍA

MALDITO HAMAN BENDITO MORDEJAI

Del poema de Purim SHOSHANAT IAACOV
Arur Haman asher bikesh leabdí. Baruj Mordejai Haiehudí
Arura Zeresh eshet mafjidí. Bruja Ester baadí.
Arurim col hareshail. Brujim col hatzadikim
Vegam Jarbona zajur latov.

Maldito Hamán que pidió exterminarme. Bendito Mordejai el Judío.
Maldita Zeresh la esposa de mi amedrentador. Bendita Ester que estuvo a mi lado.
Malditos todos los malvados. Benditos todos los justos.
Y también Jarbona recordado para bien.

LA TRAMA DE LOS MÉDICOS Y DE LA MUERTE DE STALIN

Los jasidim gritaron al unísono: "Es malo, es malo, es malo!"

Moscú. 26 de Tevet 5713, 13 de enero 1953. La agencia de noticias oficial del Gobierno de la Unión Soviética emitió la siguiente declaración:
"Hace un tiempo descubrieron las instituciones estatales un grupo terrorista de médicos, cuyo objetivo es acortar la vida de varios líderes soviéticos a través de curación dañina… La mayoría de los médicos asesinos estaban conectados a la organización judía-Internacional-burguesa-nacional "Joint", y un poco de inteligencia británica… Acortaron la vida de Zidinov, Kortzov y trataron de asesinar a varios comandantes militares… La investigación terminará en un futuro cercano". El mensaje agregó y detalló los nombres de los nueve detenidos, todos grandes doctores de Rusia en esos días, seis de los cuales eran judíos.
Así comenzó la aventura espeluznante para rodar la trama sangrienta, que luego se conoció como “el juicio de los médicos”. El mensaje se difundió en un lugar destacado en todos los periódicos y fue transmitido por la radio y las publicaciones fueron acompañadas de comentarios que en realidad era una incitación ponzoñosa dirigida contra los Judios en la Unión Soviética y en contra de los judíos del mundo y especialmente en la Tierra de Israel, donde hacía unos pocos años se había levantado un nuevo país. Los comentaristas y autores de los artículos invitaban al público a tener cuidado contra los "enemigos del pueblo" y pedían a todos los ciudadanos a aumentar la vigilancia contra "los terroristas en forma de los médicos".
Si los médicos eran apresados y condenados, de lo cual por supuesto no había ninguna duda... los judíos de Rusia iban a estar en peligro concreto.
En las instituciones públicas de todo tipo -en escuelas, en instituciones de educación superior, fábricas y cuarteles militares, y en primer lugar en todas las instituciones médicas- eran "reuniones informativas”. Los oradores, hombres del Partido y la policía secreta, condenaron a los médicos "asesinos”, de la forma más grave y pidieron a los ciudadanos cuidarse de otros terroristas disfrazados de médicos.
Este fue uno de los picos durante la locura de Stalin iba en contra de judíos. Aquellos que conocían las formas de gobierno encabezado por Stalin que condujo una tiranía sin igual, sin duda se imaginaban que la trama no tenía fundamento y era otro "ejercicio" político de Stalin. También muchos médicos importantes que conocían personalmente a los médicos judíos arrestados, sabían con certeza que la trama eran puras mentiras. Ellos sabían muy bien que los detenidos eran inocentes y no era más que un libelo. Sin embargo, de esos que lo sabían sólo había un puñado. La mayoría de las personas fueron afectadas por la propaganda masiva y creían la versión oficial. Al mismo tiempo, muchos judíos perdieron sus puestos de trabajo. Fueron despedidos particularmente de importantes institutos científicos, universidades, y por supuesto de los centros médicos.
Día a día la incitación fue aumentando y los judíos rusos cayeron presa del temor. Esperaban el “juicio show” con creciente ansiedad. Había una gran preocupación de que si eran condenados los médicos detenidos –de lo que, por supuesto, no había ninguna duda... los judíos de Rusia iban a enfrentarse con el peligro concreto de los pogroms, igual que en la época de la Rusia zarista, época en que eran un fenómeno común. Los investigadores especulaban en esos días que en realidad este era el plan original de Stalin: los médicos condenados, el gran resentimiento de la gente llegaría a su cénit, y en el último momento el gobierno supuestamente defendería a los judíos, y esta protección sería a través de la deportación en masa de los judíos a Siberia y Kazajstán. Los investigadores descubrieron más tarde que el transporte ya estaba preparado para eso y que realmente esta medida tenía como precedente lo que había sucedido hacía diez años, cuando en las etapas finales de la Segunda Guerra Mundial, en -1943-1944, fueron expulsados ​​de los tártaros y otras minorías.
Esos eran los temores respecto al futuro. Pero los problemas comenzaron ya en el presente. Los judíos sufrieron a lo largo de la Unión Soviética insultos y maldiciones, deshonra y malos tratos. Fueron humillados y perseguidos en todas partes. En las calles, en el lugar de trabajo y entre los vecinos, el odio alcanzó tales proporciones que los judíos evitaban las calles.
Purim 5713-1953. Los jasidim de Jabad se reunieron para el “farbrenguen”- una reunión jasídica donde estaban juntos como hermanos. Como con cualquier oportunidad como esta, el Rebe abrió diciendo un “discurso jasídico”, y luego se refirió a temas de actualidad. El farbrengen seguía y seguía, cantando melodías jasídicas y diciendo “lejaim”, “para la vida”. Pero hacia la mañana, de repente la cara del Rebe encendió. Todo el mundo sintió por el santo rostro del Rebe que iba a dar un discurso adicional. Nunca había sucedido tal cosa, dos alocuciones en el mismo farbrengen.
Y mientras la cara del Rebe aumentaba en emoción, comenzó diciendo:
"Sucedió durante la Revolución Rusa, después de la derrota del emperador. Se llevaron a cabo elecciones en el país, y el Rebe Shalom DovBer (El Rebe Rashab) ordenó a sus seguidores a asistir. Uno de los jasidim no tenía conexión con los asuntos del mundo, sólo cumplía férreamente las órdenes del Rebe. Entonces se sumergió en la mikve, se ajustó el cinturón y fue a cumplir con santidad y pureza la orden del Rebe.
“Cuando llegó al lugar de las elecciones, vio a un grupo de personas de pie que gritaban "Hurra! Hurra! Hurra!" Entonces él se puso a su lado y exclamó: ¡“Hu ra, Hu ra, Hu ra”!, ¡"Es malo, es malo,  es malo!"
El Rebe concluyó sus palabras, y los discípulos estaban sorprendidos por un lado y al mismo tiempo se dieron cuenta de que había algo más. Con una gran excitación se levantaron y gritaron juntos: “Hu ra, hu ra, hu ra”, "¡Es malo es malo es malo!" e inmediatamente después comenzó el Rebe con un nuevo discurso jasídico.
Dos días después de esto, la radio estatal de Moscú anunciaba dramáticamente: Hace dos días (en el calendario judía: Purim), se enfermó Stalin y perdió el conocimiento. A la mañana siguiente se dijo la verdad: Stalin murió.
Los judíos de Rusia se sintieron aliviados. No podían haber imaginado un final más maravilloso y exitoso de la trama de los médicos. Tras la muerte del dictador se puso fin a una época terrible en la vida de judía rusa.
Los jasidim de Jabad sabían bien: todo comenzó en la reunión jasídica de Purim farbrenguen en lo del Rebe.

 

mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por  Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Torá
en la Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del
rabino Itzjak Ginsburgh