La Dimensión Interior -- Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo

 

 

UNIVERSIDAD DE LA TORÁ

PSICOLOGÍA

 

La Universidad de la Torá

Psicología

EL RECONDICIONAMIENTO DE LA BIPOLARIDAD (PARTE 1)

PARTE 1 - PARTE 2 - PARTE 3

extraído del sitio hermano INTERINCLUSION

autor: rabino Asher Crispe

¿Se puede ser serio y estar relajado a la vez? ¿Puede el corazón llorar y ser feliz al mismo tiempo? ¿Puede el optimismo y la autocrítica coexistir? La salud psico-espiritual a menudo requiere de una capacidad para abrazar las tendencias opuestas que caracterizan gran parte de nuestra experiencia interior. Para despolarizar el yo es un acto de fe. En un contexto cabalístico, la fe se entiende como el poder del alma que trasciende los límites del intelecto y acepta la paradoja supra-racional. Nuestras habilidades cognitivas por otra parte funcionan sobre la base de un principio de exclusión que rechaza a los opuestos.

A la lógica clásica, en particular, le agrada las soluciones binarias esto/aquello, si/no. La vida es grandiosa o terrible. El término medio parece ser erosionado por la mente. Intelectualmente sólo podemos experimentar sólo un estado al mismo tiempo. Por el contrario, para la mística, la fe no se rige por el bit del sistema binario, el uno o cero, algo o nada en computación; pero sí a lo que se conoce como la el cuantum, el “qubit” cuántico. En su uso normal, un qubit representa un enredo de muchos estados en la escala de partículas sub-atómicas de tal forma que se encuentran superpuestas una con la siguiente. Es como decir que algo está dentro y fuera al mismo tiempo. Podemos apropiarnos de esta idea y traducirla al ámbito psicológico.

Las mareas de la vida son las modulaciones de un sólo mar. Nuestro mundo interior no siempre puede resolverse en los extremos uno u otro. La sutil percepción de la coexistencia de los estados psicológicos cree que están agrupados juntos. El "arriba" nunca está muy lejos de "abajo" y viceversa. Mediante la sustitución de esto/o por ambos/y, aprendemos a mantener unidos dos estados contradictorios del ser que no pueden ser entendido simultáneamente por los estratos de la lógica. Así comienza una rectificación esencial de la psique que nos conducirá a un equilibrio espiritual saludable.

 

Para bromear con esto un poco más, encontramos que cuando hablamos con nosotros mismos, a menudo caemos en la trampa de decir «yo soy esto o aquello. ' "Soy una buena persona” -por lo cual podríamos estar tentados a pensar que es todo lo que soy. 'Yo soy feliz' es ocasionalmente registrado como «yo soy sólo feliz ". O, de otro modo: "Yo soy una mala persona" descubre que posiblemente sólo soy una mala persona. Así también, "estoy deprimido" puede ser fácilmente confundido con "Siempre estaré por toda la eternidad deprimido”. Una declaración de euforia que "todo es impresionante" enjuaga toda traza rastros de algo que sea menos que impresionante temporalmente. Lo mismo vale para “todo es miserable”

Esta es una tendencia de la mente a generalizar y excluir todo aquello que no encaja con la imagen. Si las cosas son buenas, entonces se deduce que no son malos. Las emociones nacidas fuera de estos pensamientos son también de naturaleza binaria. Sólo podemos sentir una cosa a la vez. Si las cosas son buenas, entonces simplemente nos sentimos bien. Las multitareas no emocionales son las permitidas. En la forma común de reflexionar sobre nuestra vida, somos propensos a olvidar en los buenos momentos de la existencia de algo mas, por no hablar de estados de ánimo que directamente van en contra de los granos de dominación de los sentimientos. Una persona incluso podría preguntar: ¿hubo alguna vez un momento en que algo no era bueno? Todo es monocromático. Lo mismo vale para el otro extremo. Cuando nuestro propio mundo parece estar cayendo a pedazos, entonces todo adquiere la apariencia de fatalidad y pesimismo. En una situación poco saludable, polarizado el conocimiento es separado por la repulsión de los dos polos.

En realidad, siempre estamos en varios estados al mismo tiempo. Nosotros contenemos toda clase de tendencias opuestas. Nuestra confusión puede ser a veces ilustrada con humor.Hay un sketch del Monty Python Flying Circus, entre un grupo de escritores que captura la esencia de nuestra discusión de la siguiente manera:

 

Larry: Vuelve a esos asientos de inmediato. Sí, tú. El que está en el centro ¿qué estás pensando?

Segundo escritor: (pánico) Eeemmm... eeemmm...

Larry: ¡Vamos!

Segundo escritor: Splunge.

Larry: ¿El ha dicho splunge?

Primer y tercer escritores: Sí.

Larry: ¿qué significa splunge?

Segundo escritor: Significa ...es una gran–idea–pero–posiblemente–no–y–yo–no–estoy–siendo–indeciso!

Larry: Bien. De acuerdo... (al tercer escritor) ¿Qué piensas?

Tercer escritor: Em ¿Splunge?

Larry: OK ...

Primer escritor: Si. Splunge para mí también.

Larry: ¿Así que ustedes tres piensan splunge, ¿eh?

Escritores: ¡Sí!

Larry: Bueno, ahora estamos llegando a alguna parte.

En términos generales, muchos de los problemas del mundo real al que nos enfrentamos, ya sean espirituales o físicos, psicológicos o materiales, se derivan de algún tipo de desequilibrio. Una de las enseñanzas más importantes del Zohar (el texto clásico de la Cabalá) es el secreto de la matk´la o escala equilibrada (literario de (igual) peso). Para cada medida hay una contramedida. Las fuerzas contraequilibrantes ayudan a estabilizar a una persona y crear un equilibrio. Lo mismo es válido para un desequilibrio de sustancias o un desequilibrio de la energía. ¿Por qué está la salud vinculada al equilibrio?

Esto actúa dentro de otro concepto fundamental en la Cabalá que es llamado ratzo v'shuv o “correr y ret ornar ” . La totalidad de la Torá se refiere a esta tendencia bipolar y es equivalente al desafío de tratarla. Los cabalistas incluso enfatizan esto con un guematria (alusión numérica): Torá ( תורה ) es igual a 611 al igual que la expresión hebrea "correr y retornar" ( רצוא ושוב ).

¿Qué tiene de especial esta frase que es equivalente a toda la Torá? Podríamos responder afirmando que la totalidad de la Torá es en cierto sentido, hacer frente a una bipolaridad primordial que subyace a la condición humana, así como la totalidad de la existencia. En resumen: el largo es el avance y el ascenso, mientras que el retorno es la vuelta y el descenso. La carrera marca el fuerte deseo de una persona para mejorar, de ir más allá, de trascender. Por el contrario, la vuelta representa un paso atrás. Con todo nuestro esfuerzo para ser mejores a veces anhelamos correr hasta la perfección sólo para darnos cuenta de que es inalcanzable.

Frustrado por tener que volver a bajar desde la cumbre podríamos sucumbir a la ansiedad por el fracaso. Muchos se han estrellado después de haber logrado temporalmente un estado elevado. Al descubrir que no siempre podemos vivir en lo más alto puede causarnos una zambullida. La vida se define por estos altos y bajos. El problema es cuando más alta es la subida mayor es la bajada trayendo un giro demasiado radical entre los extremos.

Si una persona tiene la capacidad para mantener el equilibrio psicológico interno, entonces todo está en orden. Tal persona puede manejar los altos y bajos bastante bien. Estamos bien condicionados a aceptar que la vida está llena de baches. Estamos muy contentos de surfear las olas de nuestra experiencia en vez de dejar que nos ahoguen y tiraren de nosotros. En la filosofía jasídica, se representa como una aceptación tácita de un descenso en aras de un ascenso o incluso un ascenso por el bien de un descenso. Los problemas realmente comienzan cuando una persona carece de este balance inicial. Mantenerse en posición vertical en medio de los altibajos viene finalmente de una calibración interna del giroscopio.

En ausencia de equilibrio, perseverancia y mantenimiento del equilibrio, incluso en el corto plazo, tiene sus retos ¿Cómo podemos manejar bien las fluctuaciones psicológicas que son parte del curso de la vida cotidiana y más en los casos en que se tocan el extremo? El objetivo es la estabilidad mental, pero esto requiere un cierto nivel de comodidad con agitación. ¿Pueden los trastornos molestarme o puedo seguir relajado a lo largo del camino? ¿Cómo son de buenos nuestros amortiguadores?

 

 

mag1.gif (1839 bytes)
La Dimensión Interior es presentada por el Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Torá en la
Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del rabino Itzjak Ginsburgh shlita
;