La  Dimensión Interior -- Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo
 

El Mashíaj y la Redención

 

por Rabi Itzjak Ginsburgh

 

Página
Principal
Conceptos Básicos de Cabalá Pensamiento 
Místico
Judío
Cabalá
y
Vida Moderna
Preguntas
y
Respuestas
Glosario
de
Términos
Audio Interior:
Melodias 
y Lecturas

 

La Familia Humana en el Servicio a Dios

En la era mesiánica todas las naciones del mundo se unirán en su servicio al Dios Único de Israel. En la porción semanal de la Torá llamada Noaj (Génesis 6:9 – 11:32) la Torá trata específicamente el tema de los hijos de Noé, refiriéndose a toda la humanidad, resaltando la importancia de nuestro servicio a Dios individual y unificado a la vez. El siguiente artículo fue extraído de una clase brindada por el rabino Ginsburgh en Jericó el 28 de Nisán de 5764 (2004).

Canalizando el Caos

En su famosa disertación del 28 de Nisán de 5751, el Rebe de Lubavitch, Rabí Menajem Mendel Schneerson, explicó que la manera de traer al Mashíaj es dominar las tremendas luces del mundo del caos y canalizarlas hacia los recipientes perfectos del mundo de la rectificación.

A nivel práctico, este concepto profundo, abstracto y a la vez básico de la cabalá y el jasidismo, implica que cuando ponemos nuestras energías en traer al Mashíaj, nuestro plan de acción debe surgir a partir de un pensamiento nuevo y creativo, de un lugar que se encuentra más allá del encuadre de la sabiduría convencional, y consecuentemente, nuestras acciones deben seguir también dicho patrón.

El Rebe nos urgió a probar las áreas aún "inexploradas" de nuestras mentes, de la Tierra de Israel y del mundo, y canalizar las inmensas energías almacenadas en esos lugares hacia la acción certera y rectificada para traer al Mashíaj.

El Mashíaj Unirá a toda la Humanidad para Servir a Dios

El apogeo de los trabajos del Mashíaj se alcanzará cuando llegue a unir a toda la humanidad al servicio de Dios "hombro con hombro". Cuando trabajamos en aras de la redención final, debemos también transformar nuestras energías en amor trayendo a todas las naciones del mundo al servicio rectificado a Dios.

¿El Mashíaj es Blanco?

Los sabios y profetas describen al Mashíaj como un leproso (para profundizar en este tema ver El Poder Mesiánico de la Curación). Al discutir el tema de la lepra, tzaarat, la Torá dice (Levítico 13:2):

Cuando una persona tiene en su carne... 

La palabra utilizada para "persona" es adam. El Arizal explica que adam es el sinónimo más elevado en el idioma hebreo para significar el concepto de "persona", refiriéndose a un alma general, abarcadora.

Moshé es nombrado generalmente en la Torá como ish, "hombre", que tiene una connotación más individual, a pesar de ser el alma abarcadora de todo el pueblo, por lo que, concluye el Arizal, que el único candidato posible para el título supremo de  adam, no es otro que el Mashíaj, el alma general todo abarcadora por excelencia.

Pero ¿por qué el Mashíaj es un leproso?

El Mashíaj incluye todos los colores del mundo

Tzaarat, "lepra", es una enfermedad de la piel en la cual el área afectada se vuelve completamente blanca. El valor numérico de la palabra hebrea Mashíaj es 358, guematria de lavan, "blanco". Así como el blanco incluye a todos los colores del espectro de luz visible, el Mashíaj con la lepra blanca en su piel incluye a todos los colores de piel del mundo.

Hay cuatro colores básicos de piel: blanco, rojo, amarillo y negro, que corresponden a su vez a las cuatro letras del Nombre de Dios, Havaiá y a sus correspondientes poderes del alma.

Color

Letra del Nombre de Dios

Poder del Alma

Blanco

Iud

Jojmá – sabiduría

Rojo

Hei superior

Biná – entendimiento

Amarillo

Vav

Midot – 6 emociones del corazón

Negro

Hei inferior

Maljut - reinado

Las personas con cada color de piel tienen sus características y talentos correspondientes, en los cuales reside su excelencia en su servicio a Dios.

Piel Blanca: Servicio a Dios con la Facultad de Jojmá

Jojmá, "sabiduría", es el principio masculino en el intelecto llamado "Padre". Correspondiente al mundo de Emanación, jojmá es la fuerza innovadora y esencialmente impredecible que produce las ideas espontáneas. La esencia interior de jojmá es bitul, "auto anulación", cuya esencia es la negación de nuestro "yo" en total anulación a Dios.

De esta manera, el talento especial de la gente con piel blanca es servir a Dios nulificando su ego y conectándose a lo Divino. Como tal, están particularmente predispuestos hacia las ideas y revelaciones nuevas y originales de la Torá, pudiendo nutrirse para madurar a través del poder compañero de jojmá, el de biná.

 

Piel Roja: Servicio a Dios con la Facultad de Biná

Biná, "entendimiento", es el principio femenino en el intelecto llamado Ima, "Madre". Correspondiendo al mundo de Briá, el mundo de la Creación, es la fuerza cognitiva que absorbe la "semilla" nuclear de jojmá y la expresa y estructura en detalle. Una vez adquirido el entendimiento maduro de biná, el alma se expande con deleite hacia sus objetivos. Por eso la esencia interior de biná es simjá, "alegría". Es la respuesta esencial del alma frente a sus logros.

El talento especial de la gente de piel roja es servir a Dios con alegría, en particular la alegría que proviene de haber alimentado las ideas de jojmá hasta su entendimiento completo y maduro.

 

Piel Amarilla: Servicio a Dios con los Atributos del Corazón

Los atributos emocionales son llamados Zeer Anpin, "el Rostro joven", "Hijo" y corresponden al mundo de la Formación. La conformación completa de los atributos de carácter, a saber bondad, rigor, belleza, victoria, esplendor y fundamento, consiste en el complemento entre las emociones del corazón y nuestros comportamientos subsecuentes. Sus correspondientes poderes interiores son amor, temor, misericordia, confianza, sinceridad y verdad.

El talento especial de la gente con piel amarilla es servir a Dios con la estructura completa de sus emociones y acciones de manera perfecta y rectificada.

 

Piel Negra: Servicio a Dios con la Facultad de Maljut

Maljut, "reinado", es llamado Nukva, "femenino" o "Hija". Corresponde al mundo de la Acción, maljut es el terreno en el cual se implanta la fuerza creativa plena del "fundamento", transformándola en el combustible para la perfección de la realidad. La esencia interior de maljut es shiflut, "desinterés propio". Esta cualidad garantiza que nuestras acciones sean motivadas por los patrones superiores de justicia y rectitud, indiferentes al provecho o ventajas personales.

El talento especial de las personas con  piel negra es su excepcional sentido del servicio sagrado a Dios, sin pensar en el beneficio personal.

 

Todos en una Familia

El propósito del Mashíaj es unificar al Pueblo Judío en una sola familia amorosa cuyas acciones sean inspiradas por la Torá. Así tendrán los elementos con los cuales unir a todo el mundo al servicio de Dios como una gran familia.

Una de las variedades principales de la lepra es llamada sapajat, que significa "anexar". El Mashíaj primero anexará a la familia judía a todas las almas judías, sin importar cuán lejos se hayan alejado de su raíz.

Pero el punto culminante de su labor será cuando todos los pueblos del mundo -cada uno con sus talentos y cualidades especiales- sean anexados a la familia de los servidores del Dios Único de Israel.

 

Color

Atributo

Letra del Nombre de Dios

Mundo

Talento en el Servicio a Dios

Blanco

Jojmá "Sabiduría"

Iud

Emanación

Anular el ego y conectarse  con lo Divino

Rojo

Biná "Entendimiento"

Hei superior

Creación

Con alegría

Amarillo

Atributos del Corazón

Vav

Formación

Con la emociones y acciones rectificadas

Negro

Maljut

Hei inferior

Acción

Servicio Divino sin pensar en el interés personal

 

Red_Arrowleft.gif (128 bytes) Volver

Mashíaj y la Redención

siguiente Red_ArrowD335.gif (101 bytes)
mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por  Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Tora en la
Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del
rabino Itzjak Ginsburgh

 

E"));