La Dimensión Interior -- Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo

 

 

HEIJALOT

ANTERIORES

 

 

NIGUNIM DEL RAV ITZJAK

CANAL DE YOUTUBE

DE GAL EINAI EN ESPÑOL

CANAL DE YOU TUBE - MUSICA MEDITATIVA - NIGUNIM

fgb

 

HEIJALOT 44

HEIJAL HASHIRÁ

LA RECÁMARA DE LA MÚSCIA

“LA VIRTUD DE LA MUJER”
5 Av 5774 – Agosto 2014 – Congreso Gal Einai de la Música
VERSION PDF


Está escrito en Jasidut que la esencia del alma, llamada iejidá shebanefesh, יחידה שבנפש , está en el corazón, no en el cerebro. El corazón es de carácter femenino-mujer, en relación a la mente que es de carácter masculino-hombre. Esta es una regla general. Esto está insinuado ya en el primer verso de la Torá, “en el principio Dios creó los Cielos y la Tierra”, donde Cielos es el intelecto, cerebro, y la tierra es emoción, corazón. Todo lo que creó Dios en forma dual, en pareja, por eso comienza con la letra bet, 2. Y la primera pareja que comprende a todo, femenino y masculino, hombre y mujer, la pareja original de toda la dualidad que hay en toda la Torá es “los Cielos y la Tierra”. Todo lo que viene a continuación en los días de la Creación viene en pareja. Todo sigue de acuerdo al comienzo. Cada día de la creación tiene parejas, y la primera pareja es Los Cielos y la Tierra.
Hay un dicho en idish que dice “en el principio Dios creó los Cielos y la Tierra”, donde la Tierra, eretz, es hartz, “corazón”, hartzig es “del corazón”, cariño. También es la séptima palabra de la Torá: bereshit bará Elokim et hashamaim veet haaretz. Está escrito que todos los séptimos son “queridos”, javivim, y esa palabra queridos significa hartz, eretz, “la tierra”. O sea que hay algo especial en la mujer que despierta el cariño por Tzión, amor a la Tierra de Israel. Porque la mujer está conectada en esencia con la Tierra. La tierra es el corazón del pueblo de Israel, nuestra conexión con la Tierra de Israel, nuestra tierra, del Pueblo de Israel.
Aquí estamos hablando acerca de transmitir mensajes a través del arte de la música, transmitir emociones, que es una herencia de la mujer, hartz, el corazón, la emoción. La perfección de esto se produce más en la mujer que en el hombre. Dios creó el mundo de tal manera que una de las señales de madurez de la mujer es la perfección de la voz.
La voz característica de la mujer la de soprano, que tiene la primera voz y lleva la melodía. Es decir, que en el canto en general, las tres voces masculinas de tenor, barítono y bajo sólo acompañan, como con los instrumentos musicales, los instrumentos de cuerda. En este aspecto, la mujer es el Mundo de Atzilut por su canto. Hay 4 Mundos, y los hombres son los mundos inferiores que acompañan, por eso el canto de la mujer atrae y también está prohibido para el hombre escucharla, es del Mundo de Atzilut, donde está la melodía principal, la más perfecta.
Por eso, la mujer que canta tiene que entender muy bien que en ella está principalmente la melodía, al igual que el mensaje principal de fe está en ella. Así Dios la creó. Esta voz de soprano que se revelará en el futuro se llama “la mujer virtuosa es la corona de su marido”, eshet jail. Entonces se revelará completamente hasta qué punto ella es la corona, y que el hombre al fin de cuentas soporta, acompaña, complementa con la armonía correcta. Se piensa que la mujer tiene que hacer armonía, pero en realidad ella es la melodía y el hombre tiene que hacer la armonía.

____________________________________________
HEIJAL HANEGUINÁ – LA RECÁMARA DE LA MUSICA
NIGUN MARCHA DELMES DE KISLEV
____________________________________________
HEIJAL HANASHIM – LA RECAMARA DE LAS MUJERES
“La discusión entre Shamai y Hilel sobre la anterioridad de los Cielos o la Tierra”

Hay una discusión muy famosa entre la escuela de Shamai la escuela de Hilel, respecto a qué creó Dios primero si los Cielos o la Tierra. Algo similar a masculino y femenino, hombre y mujer. Aquí, Shamai representa a la visión más masculina, que los Cielos [Shamaim] antecedieron. Primero Dios creó los Cielos y luego la Tierra, por lo que la tierra es secundaria a los Cielos, anulada a los Cielos. Mientras que Hilel representa aquí los derechos de la mujer, y sostiene que Tierra fue primera, y sabemos que la halajá es de acuerdo a la escuela de Hilel.
Por un lado, Shamai se basa en el primer verso de la Torá, y teóricamente va de acuerdo a su opinión. Pero Hilel se apoya en el final del verso que da comienzo al segundo relato de la Creación, “estas son las generación de los Cielos y la Tierra cuando fueron creados, en el día que hizo Hashem Elokim tierra y Cielos” [la primera vez que está el Nombre Havaiá, el Nombre de la misericordia en la Torá], allí está escrito primero la tierra y luego los Cielos. O sea, en el mismo lugar donde está escrito que hay misericordia figura la tierra antes de los Cielos. En ese lugar está el atributo de misericordia de Dios que crea y hace existir al mundo y no el juicio que corresponde al Nombre Elokim. La tierra antecede a los Cielos, “en el día que hizo Hashem Elokim tierra y Cielos”.
En la Guemará hay una tercera opinión además de Shamai y Hilel. Está la opinión de los sabios quienes sostienen que los Cielos y la Tierra fueron creados juntos, verdaderamente como uno. Y para dar una opinión hay que traer una prueba de la Torá, un verso de respaldo para esa opinión. Shamai y Hilel tienen dos versos al principio mismo de la Torá, pero la opinión de los sabios está respaldada por un verso del libro del profeta Ishaiahu [48:13]

אף-ידי יסדה ארץ, וימיני טיפחה שמיים; קורא אני אליהם, יעמדו יחדיו .
“Además Mi mano fundó la tierra, y Mi derecha extendió los cielos; Yo los llamo y ellos se presentarán juntos.”

Del final de este verso: “Yo los llamo y ellos se presentarán juntos”, aprenden que aparecieron juntos. Entonces en esencia hay tres opiniones, los cielos primero, la tierra primera o ambos fueron creados juntos. Justamente en Cabalá está escrito que la opinion más inferior, la más cercana a la realidad es que el Cielo fue primero, como dice la escuela de Shamai. Por encima de es la que afirma que se crearon juntos y la más elevada es la opinion de la escuela de Hilel, quien sostiene que la Tierra fue primera.
Está escrito que estos son los tres niveles de la elevación de la mujer, donde en este mundo la altura de la mujer, como en el aspecto físico, en general es un poco inferior a la del hombre. Pero cuando llegue el Mashíaj estarán a la misma altura, es decir que durante todas las generaciones de la humanidad se produce una elevación de la mujer, de la fuerza de la fe en relación a la verdad, como dijimos al inicio “ella es la verdad, ella es la fe”. Cuando venga el Mashíaj estarán a la misma altura. Pero luego, más tarde en la segunda época cuando se produzca la resurrección de los muertos, en el Mundo por Venir, entonces la mujer será más alta que el hombre, sobre lo que está dicho: “Eshet jail ateret baalá”, “La mujer de valor es la corona de la corona de su marido.” Que corresponde a “la tierra fue creada antes”. Así está explicado y es “el final en la acción en el pensamiento está al principio.”       


mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por el Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Torá en la 
Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del rabino Itzjak Ginsburgh

 

s
Busqueda Mapa
del
Sitio
Novedades Suscribirse
al
email
Archivos
de
Email
Album
de
Fotos
Próximas
Clases
Acerca
de
Gal Einai
Contactarse
con
Gal Einai
Comprar
Libros y
Casettes
Este sitio se ve mejor con resoluciones de 800x600 y color 16bit. Instrucciones para configurar su resolución
Si tiene dificultades con los signos del castellano, hag click aquí: Instrucciones para corregir las fuentes