La Dimensión Interior -- Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo
Página
Principal
Conceptos
Básicos de
Caba
Pensamiento 
Místico
Judío
Cabalá
y
Vida Moderna
Preguntas
y
Respuestas
Glosario
de
Términos
Audio Interior:
Melodias 
y Lecturas
 

Cabalá y Feminismo

El Misterio del Feminismo Judío
PDF para imprimir

El Misterio del Feminismo Judío: una Visión Jasídica

Rebe Shneur Zalman de Liadi marcó un hito para el desarrollo del auténtico feminismo judío, mediante la predicción de la aparición de la conciencia femenina y la transformación de la mujer de un receptor pasivo en una figura activa y de influencia.

Por Naama y Nir Menussi

Pocas personas son conscientes del hecho de que Rabí Shneur Zalman de Liadi estableció un hito significativo en el desarrollo de un auténtico feminismo judío. Sobre la base de las enseñanzas cabalísticas del Arizal que lo precedió, Rabi Shneur Zalman presentó una magnífica visión de la situación futura de la mujer judía y de la feminidad en general. Su versión derivada de la Torá de la revolución feminista tiene como objetivo fomentar la feminidad judía de una manera que no disuelva las instituciones del matrimonio y la familia, sino que surja de ellas. Puede ser una coincidencia que Rebe Shneur Zalman vivió en exactamente el mismo período que la primera feminista en Inglaterra: "Uno frente a lo otro hizo Dios” (Eclesiastés 7:14).

Dos Bendiciones

Cada ceremonia de boda judía se completa con el oficiante bendiciendo a los recién casados ​​con siete bendiciones. Las dos últimas bendiciones son las siguientes:

Concede alegría eterna a estos amorosos compañeros, como lo has hecho con tus criaturas en el Jardín del Edén. Bendito eres Tú, Hashem, que regocijas al novio y la novia.

שמח תשמח רעים האהובים, כשמחך יצירך בגן עדן מקדם. ברוך אתה ה’, משמח חתן וכלה

Bendito eres Tú, Hashem nuestro Dios, soberano del universo, que creó felicidad y alegría, el novio y la novia, gozo, sonrisa, deleite y regocijo, amor y armonía, paz y compañerismo. Rápidamente, Hashem nuestro Dios, que sean escuchados en las ciudades de Iehudá y en las calles de Ierushalaim la voz de alegría y la voz de alegría, la voz del novio y la voz de la novia, las voces de júbilo de los unidos en matrimonio bajo el palio nupcial , y de los jóvenes festejando y cantando. Bendito eres Tú, Hashem, que regocijas al novio con la novia.

ברוך אתה ה’ אלהינו מלך העולם, אשר ברא ששון ושמחה, חתן וכלה, גילה, רינה, דיצה וחדווה, אהבה ואחווה, שלום ורעות, מהרה ה’ אלקינו ישמע בערי יהודה ובחוצות ירושלים, קול ששון וקול שמחה, קול חתן וקול כלה, קול מצהלות חתנים מחופתם, ונערים ממשתה נגינתם. ברוך אתה ה’, משמח חתן עם הכלה

La visión del Rebe Shneur Zalman de la feminidad judía surge de una pregunta aparentemente simple con respecto a estas dos bendiciones: ¿Por qué la sexta bendición concluye con las palabras "que regocija al novio y la novia, "mientras que la séptima bendición concluye con "que regocija al novio con la novia "?
En respuesta a esta pregunta, Rabi Shneur Zalman explica que la sexta bendición, que incluye la frase: "Como alegraste a Tu creación en el Jardín del Edén" –que se refiere al pasado. En el pasado, así como en el presente (según Rebe Shneur Zalman), el orden general era tal que el hombre fue el primero en recibir la abundancia celestial, que luego compartió con su esposa. En estas circunstancias, una mujer no recibe sustento espiritual directamente de lo Alto, sino que depende totalmente de su marido, dirigiéndose a él para recibir su parte del influjo Divino. Esta dinámica se expresa en la frase, "que regocija al novio y a la novia", que alude al hecho de que la abundancia (en este caso la alegría) fluye primero al hombre y después a la mujer. De hecho, en la Cabalá la palabra "y" se representa por la letra vav (ו ), que alude a la figura masculina que sostiene a la femenina con abundancia.

Las Mujeres Primero

Sin embargo, continúa explicando Rabi Shneur Zalman, este modelo de relaciones hombre-mujer no es para siempre. En virtud de la devoción mutua de la pareja, la mujer (junto con la feminidad en general, el aspecto femenino de la realidad en su conjunto), crece en estatura espiritual, hasta que llega a ser igual de su marido. Así, ella alcanza la capacidad de recibir la abundancia espiritual por su cuenta, sin la intermediación de su marido. De hecho, la travesía que realiza impregna a la luz que obtiene con una calidad especial, de la cual carece la luz del hombre: porque contiene el secreto del crecimiento y la búsqueda de la perfección y el anhelo de la Verdad Divina que brota desde abajo, en lugar de aquello que llueve desde arriba.
Mientras que la luz masculina es constante y nunca ha estado en contacto con la oscuridad, la luz femenina brilla en la oscuridad y la transforma. El estado final de la igualdad entre la masculinidad y la feminidad, por lo tanto, trae una ventaja para la mujer, porque conecta al hombre a toda una faceta de la Divinidad a la que él no tiene acceso directo.
Estamos avanzando día a día hacia esta realidad futura a la que se refiere la séptima bendición matrimonial. Esta bendición se ocupa del futuro más que en el pasado: "Que sean escuchados en las ciudades de Iehudá y en las calles de Ierushalaim..." el Rebe Shneur Zalman interpreta que "el novio que se regocija con la novia", describe un estado en el que la bendición Divina fluye en primer lugar a la mujer, y luego a través de ella ("con" en el sentido de por vía de) alcanza a su marido. En esta era, la conciencia femenina ya no es estar en el extremo receptor, "por debajo" de la conciencia masculina, sino que en realidad se convertirá en una influencia activa situada "por encima" suyo. Este modelo está insinuado por el verso, "Una mujer virtuosa es la corona de su marido." Hay un nivel de conciencia femenina que sirve de corona espiritual para el masculino, infundiéndole la luz Divina que se encuentra actualmente fuera de su alcance. Esto marca un estado de verdadera igualdad en la pareja, dando y recibiendo uno del otro en un ciclo interminable de amor mutuo.
Esta visión mesiánica, explica Rabí Shneur Zalman, será la realización del versículo: "Porque Dios ha creado algo nuevo en la tierra: la mujer rodea al hombre." El significado literal de este versículo es que el pueblo judío, comparado a la mujer, eventualmente volverá a Dios por amor. Efectivamente, en lugar de que Dios la corteje, por así decirlo, va a buscarlo (la palabra hebrea para rodear, tesovev, también significa "coquetear"). Pero además, según la interpretación del Rebe Shneur Zalman, esta idea también incluye una profecía que a través de su constante avance la mujer con el tiempo superará a su marido, que permanece estático, hasta que lo supera. Desde esta nueva posición, enaltecida ella comenzará a compartir sus propios puntos de vista con él y lo afectarán (tesovev también significa "influencia"). Así, después de años de tener la última palabra, el marido de repente descubre que su esposa lo está esperando en la esquina, con una luz completamente nueva que le ayudará a crecer espiritualmente, tal como él la ha ayudado a crecer hasta ahora.

La Voz de la Novia

Uno de los conceptos más importantes en el pensamiento feminista es el de la "voz femenina." El feminismo se define como un movimiento para volver a hacer oír la voz de la mujer, silenciada, por así decirlo, por generaciones de una cultura exclusivamente masculina. Demostrando sabiduría profética, el Rebe Shneur Zalman se centra en otra expresión de la séptima bendición: "la voz del novio y la voz de la novia." ¿Por qué? se pregunta ¿no declarar más simplemente, "las voces del novio y de la novia” en vez de referirse explícitamente a dos voces?
Él responde que en la era del "novio con la novia ", la voz femenina perdida con su sonido único se escuchará por primera vez por derecho propio. Tengamos en cuenta, sin embargo, que el término utilizado no es el de una "voz femenina" general, sino de "la voz del novio y la voz de la novia", es decir, las voces del hombre y la mujer juntos, y más particularmente como un novio y una novia que declaran públicamente su deseo por el otro y su dependencia de mutua.
Cuando Rabí Shneur Zalman expresó estas ideas estaba refiriéndose obviamente al futuro. Mientras tanto, el futuro que él percibió ha ido convirtiéndose en el presente. Muchas mujeres judías hoy son estudiosas de la Torá, profesoras y shlijot (emisarias) que están descubriendo su voz y que revelan nuevos aspectos de la Torá en su estilo femenino especial. Un marido atento debe notar que, ocultos en las innovaciones de la Torá de su esposa, hay misterios más elevados de lo que nunca podría alcanzar por su cuenta, y así como él espiritualmente puede influir en ella, también pueda beneficiarse de sus conocimientos.

Desde el Compromiso hasta el Matrimonio

Para Rebe Shneur Zalman, esta revolución femenina es una parte inseparable de una transformación mucho más profunda que va a tener lugar en nuestro servicio a Dios en general.
El modelo clásico de "el novio y la novia” refleja un estado de compromiso con Dios, por así decirlo, cuando nuestra unión con Él está todavía incompleta. La ceremonia de compromiso entre Dios y el Pueblo Judío tuvo lugar en el Monte Sinaí, cuando Dios "puso la montaña sobre ellos como un sombrero", es decir nos obligó a aceptarlo sin identificarnos plenamente con él. En esas circunstancias, está explicado, sólo podíamos captar el aspecto revelado de la Torá, mientras que sus misterios ocultos permanecieron como luces externas, "que rodean", ubicadas por encima y alrededor de nuestra conciencia, como un anillo de compromiso espiritual.
Pero el compromiso es sólo un paso preliminar que anuncia un inminente matrimonio. El matrimonio significa una unión completa y satisfactoria con Dios, en la que nos unimos con Él en una unión fructífera. Durante la etapa civil de nuestra relación con los secretos de la Torá, se van filtrando gradualmente en nuestra conciencia aquellas luces "abarcadoras" que se vuelven luces "internas" y penetran completamente y vitalizan nuestro ser. Esta es la etapa del "novio con la novia" de nuestra relación con Dios, en la que nos elevamos de nuestro estatus de receptores pasivos de la Torá, a ser participantes activos en la misma, en que sentimos que fluye por nuestras venas y somos capaces de ser verdaderamente innovadores en ella.
La concreción de esta visión es precisamente el objetivo del jasidismo, que traduce los misterios de la Cábala a la lengua de la psique, para crear una forma más interior de servir a Dios. El festival de Iat Kislev [19 de Kislev] también conocido como el Año Nuevo Jasídico, celebra entonces el incremento de la interioridad y la elevación de la feminidad, que para el jasidismo son indivisibles.

Un nuevo capítulo es incorporado a la página web cada semana, y enviado gratuitamente en el Mensaje de Tora semanal de la lista de email de la Dimension Interior.
Suscr
íbase ahora enviando un email a spanish@inner.org. o ingresando su dirección de email en nuestra página de inicio.

mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por el Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las ense
ñanzas de la dimensión interior de la Torá en la
Tierra de Israel y en la Di
áspora tomadas de las enseñanzas del rabino Itzjak Ginsburgh

 

Busqueda

Mapa
del
Sitio

Novedades

Suscribirse
al
email

Archivos
de
Email
Album
de
Fotos
Próximas
Clases
Acerca
de
Gal Einai
Contactarse
con
Gal Einai
Comprar
Libros y
Casettes
Este sitio se ve mejor con resoluciones de 800x600 y color 16bit. Instrucciones para configurar su resolución
Si tiene dificultades con los signos del castellano, hag click aquí:
Instrucciones para corregir las fuentes