La Dimensión Interior -- Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo
Página
Principal
Conceptos
Básicos de
Caba
Pensamiento 
Místico
Judío
Cabalá
y
Vida Moderna
Preguntas
y
Respuestas
Glosario
de
Términos
Audio Interior:
Melodias 
y Lecturas

Meditación para las Naciones del Mundo

Capitulo 7: La Relación entre los Pueblos

Nuestro Máximo Común Denominador

En nuestros tiempos el mundo se encuentra en un estado de pluralidad, no de unidad, que se refleja en la plétora de iglesias, templos y mezquitas existente en cada ciudad. Decir que “somos todos seres humanos y por eso somos todos uno” sólo expresa un mínimo común denominador, llamado en otras palabras “la condición humana”.

Pero no se puede reemplazar el verdadero objetivo de la humanidad sólo por eso, sino que se debe lograr una unidad real expresando nuestras aspiraciones más sublimes y materializando nuestros potenciales más profundos.

La unidad verdadera está basada en el conocimiento de una verdad Divina absoluta y una sola fuente de revelación de esa Divinidad, suscripta por todos los pueblos del mundo. Sólo ese estado de conciencia y compromiso puede crear una verdadera unidad en el mundo, permeando las interacciones entre los individuos y las naciones.

En nuestras plegarias a Hashem por “paz en la tierra”1 debemos primero implorar a Hashem que toda la humanidad aumente su conocimiento del Uno.2 Descubriendo a Hashem (es decir, reconociendo Su presencia) en todas las facetas de nuestras actividades diarias redimimos las chispas Divinas de su reclusión en la realidad mundana, y cuando todas ellas hayan sido redimidas la paz podrá llegar al mundo.3

Sagrado y Separado

Hay algo de enorme importancia que debemos aclarar para comprender esto: mientras los judíos cumplen con su misión especial, su esencia interior, el núcleo judío permanece sagrado y separado.

La Torá se refiere al pueblo judío como a “una nación que mora aislada4 Esta separación no intenta condenar la pluralidad, sino más bien asegurar que la nación judía permanezca sagrada y fuerte mientras lleva a cabo su propósito de volverse un faro de fe, que alumbre con su luz al mundo entero que atrae a todos.

A la postre, todos los pueblos de la tierra vendrán a rendir devoción al Hashem Uno, pero sin la guía y la presencia del pueblo judío el mundo no puede alcanzar ese estado de unidad.

La declaración esencial del monoteísmo, tal como la proclama la Torá, es: “Oye, Israel, Hashem es nuestro Elokim, Hashem es Uno”.5 En el futuro, con la llegada del Mashíaj, “Hashem es Uno” será obvio por fin para todos,6 como lo anuncia el profeta Zejariá (Zacarías): “Y Hashem será Rey sobre todo el mundo, y en ese día Hashem será Uno y Su Nombre Uno.”7

Hasta que llegue ese momento, la tarea permanente de los judíos como nación de sacerdotes es ayudar a los no judíos a alcanzar su estado espiritual de rectificación.

El perfeccionamiento del mundo depende de toda la humanidad; es un proceso en el cual, por medio de nuestras acciones, liberamos espiritualmente y recuperamos las chispas o fragmentos de luz Divina atrapados dentro del reino material, como ya hemos mencionado.

Al elevar estos fragmentos de la realidad física donde cayeron, alcanzamos gradualmente una rectificación del mundo y lo restituimos a su estado inicial de perfección en la unidad del Hashem Uno.

Para que los judíos tengan éxito en esta tarea, los gentiles deben comprender que hay un axioma general que se aplica a la relación entre ambos y del que depende la rectificación del mundo: los no judíos no pueden ser considerados justos gentiles si no reconocen en sus corazones la autoridad de la Torá y no sienten una afinidad con el pueblo elegido de Hashem, tal como los define la Torá.

Esto es cierto independientemente de cuántas buenas acciones puedan realizar los no judíos como grupo o como individuos, ni de lo finos que puedan ser los rasgos de carácter que posean.8

Cuando el gentil posee un sentido de afinidad hacia los judíos, obtiene inspiración de la fuente del alma de Israel. Comienzan a sentirse motivados a ser buenas personas en todas sus relaciones con los demás y a dedicar sus vidas al servicio de Hashem. La rectificación del mundo no judío depende de la inspiración, de la comprensión y del entendimiento de las ideas que reciben del pueblo judío en su rol de “una nación de sacerdotes”.9

1 . Comentario de Rabeinu Ioná a la Mishná Avot 3:2. Ver Rebe Najman de Breslev, Likutei Tefilot II, 34 y en muchos otros lugares.

2 . Así como pedimos conocimiento y comprensión en el primer pedido de la Amidá.

3 . Tania, Igueret Hakodesh 12 (página 234).

4 . Números 23:9.

5 . Deuteronomio 6:4. Como las cuatro expresiones de “unidad” discutidas previamente, este versículo tiene también exactamente 25 letras y también puede ser representado por un cuadrado de 5 por 5 cuyo análisis matemático ya ha sido desarrollado en otro lugar.

6 . Rashi explica que Hashem será Uno cuando “todas las naciones refuten a sus ídolos, quedando entonces Hashem sólo sin falsas deidades”.

7 . Zejariá 14:9.

8 . De acuerdo con lo establecido por el Rabino de Brisk, una de las más grandes autoridades legales de las generaciones previas, los no judíos -sin importar cuán cultos aparenten ser- que odian a los judíos al extremo de jurar exterminarlos, son considerados parte de la nación de Amalek, quien fue y continúa siendo el archienemigo de Israel, a quien el pueblo judío tiene ordenado eliminar (Deuteronomio 25:17-19; ver también Éxodo 17:14-16). Su odio por Israel en realidad es por Hashem, como está aclarado explícitamente en la Torá. Estos enemigos de Hashem y Su pueblo son el sujeto de la declaración de Moshé: “[Elévate Hashem y] Tus enemigos serán dispersados y aquéllos que Te odian huirán de Ti” (Números 11:35). Rashi explica que “aquéllos que te odian” son los que odian al pueblo judío. Como todos sabemos, ésta no es una historia del pasado lejano, sino que es actual, como lo ejemplifican la Alemania Nazi y los terroristas árabes.

9 . Éxodo 19:6.

  Volver

Judíos y no Judíos

Avanzar

mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por  Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Tora en la
Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del
rabino Itzjak Ginsburgh

 

 

Busqueda

Mapa
del
Sitio

Novedades

Suscribirse
al
email

Archivos
de
Email
Album
de
Fotos
Próximas
Clases
Acerca
de
Gal Einai
Contactarse
con
Gal Einai
Comprar
Libros y
Casettes
Este sitio se ve mejor con resoluciones de 800x600 y color 16bit. Instrucciones para configurar su resolución
Si tiene dificultades con los signos del castellano, hag click aquí:
Instrucciones para corregir las fuentes