La Dimensión Interior -- Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo
 

Libro Bamidvar - En el Desierto

La Parashá de la Semana

PARASHAT EKEV 5773

LOS 4 SIGNIFICADOS DE LOS SUFRIMIENTOS

De una clase del rabino Itzjak Ginsburgh el 11 de Menajem Av 5773

PDF

El 9 de Av ha quedado atrás y entramos ahora en las siete semanas de consuelo, siete semanas en las cuales Dios es visto como alguien que nos conforta por nuestras pérdidas, tanto en el nivel personal como colectivo. Las personas tienen diferentes reacciones y diferentes maneras de relacionarse con la calamidad. Siguiendo la dimensión interior de la Torá, podemos identificar cuatro de estos caminos, que a su vez corresponden a las cuatro letras del Nombre esencial de Dios, Havaiá (iud, hei, vav y hei). Las tomaremos en orden inverso (de la última hei, la vav, hei a la más alta, a la iud). Meditando en esto también nos dará una visión más profunda del sufrimiento que el pueblo judío ha pasado a lo largo de su historia, incluyendo el Holocausto.
La primera forma en que algunas personas se refieren al sufrimiento es de ira hacia Dios. Miran lo que pasó y están enojados con Dios, a quien ven como el responsable de lo que ha ocurrido. Su cólera hace que se alejen de Él y Su Torá, afirmando que: "Dios ha dejado la tierra." Aunque esta lamentable reacción no puede ser tolerada, su ira, por mal dirigida que sea, es de hecho un testimonio de su fe, de su creencia fundamental en que Dios es esencialmente sólo bueno. Este es un nivel de confianza muy alto, y si fueran capaces de ver más allá de su enojo y volver a Dios, tienen en realidad el potencial de alcanzar el más alto nivel de servicio Divino. La ira inicial, junto con el eventual retorno y la elevación asociada con esta reacción, se representa con la hei final del Nombre esencial de Dios, Havaiá.
Otra forma en que algunas personas se refieren a una calamidad es viéndola como un castigo por sus pecados. Maimónides escribe que después de todos los desastres que, Dios no lo quiera, nos suceden, debemos hacer un recuento personal de nuestros pecados. Relacionarse con las calamidades de esta manera nos proporciona una ilustración de la reprimenda de Dios: "Si Me tratas sin consideración, yo también te trataré sin consideración”. Este reproche realmente nos está diciendo que Dios (al menos parece que) nos trata "medida por medida”, nos castiga a cambio de nuestros pecados. Pero en realidad, este enfoque da fe de lo que se llama "estrechez mental" o una visión inmadura de nuestra relación con Dios, porque nos hace creer que Dios sólo está ejecutando un servicio de contabilidad y por cada delito menor inmediatamente contraataca. Este hecho representa el "pequeño rostro" de Dios, a que se refiere la letra vav en Su Nombre esencial.
El siguiente nivel es ver cómo incluso en los duros juicios que Dios pone en nuestro camino hay todavía una enorme compasión. Este aspecto se puede percibir claramente cuando contemplamos la abundancia de historias increíbles de personas que se salvaron, a menudo milagrosamente, de desastre que le acontecieron. Considerando el periodo que rodea la destrucción del Templo, el hecho de que el pueblo judío no fuera eliminado por completo es un testimonio de la misericordia de Dios (Él descargó su furia, por así decirlo, sobre el edificio físico que fue el Templo, pero salvó la vida de muchos, lo que permitió sobrevivir al pueblo). Del mismo modo, durante el Holocausto, los planes de los nazis para destruir a la población judía de la Tierra Santa, Dios no lo quiera, no progresaron y los judíos que vivían en la Tierra de Israel se salvaron.


A pesar de que la ira de Dios se extendió como reguero de pólvora, sin embargo, aún estamos vivos y respirando. Incluso dentro de los devastadores juicios severos, nos regocijamos en la compasión de Dios, asociado con el útero materno (רֶחֶם , rejem), la palabra hebrea afín a "compasión" (רַחֲמִים , rajamim). La figura materna corresponde a la primera hei del Nombre esencial de Dios, Havaiá.
El cuarto y más alto nivel (que corresponde a la iud de Havaiá) es entender que Dios nos envía los problemas con el fin de llevarnos a un nivel superior de conciencia. Para entender mejor lo que significa que Dios parece estar ausente por nuestro propio beneficio, Rebe Hillel de Paritsch ofrece una parábola profunda que implica a un rabino y a su querido alumno. En el curso de la enseñanza de la Torá a su estudiante, el rabino de repente se queda en silencio.
Desde el punto de vista del estudiante, parece que su maestro está enojado con él por algo que hizo mal. El punto de vista del alumno se ve reforzado cuando de repente su maestro sale de la habitación y no vuelve. Sin embargo, Rabí Hillel explica que la verdad es que el profesor no se enojó con su estudiante, sino que está ocupado por una chispa repentina de una nueva visión que ha recibido. Dado que la naturaleza de tales destellos de visión es desaparecer de nuevo en la supra-consciencia y desaparecer por completo si no son capturados inmediatamente y meditadas, el profesor se ve obligado a ignorar a su estudiante por un tiempo, abandonar la lección actual, todo ello en aras de captar la idea. En realidad, el rabino tiene su alumno en cuenta a la hora de hacerlo, ya que su propósito fundamental es transmitir la nueva enseñanza a su amado estudiante. Dios también ha actuado de esta manera, dice el Rebe Hillel. En esos momentos en los que parece estar ausente de nuestras vidas, en verdad, Él está en realidad preparando una nueva luz para nosotros, para que la podamos disfrutar.

 

y enviado gratuitamente en el Mensaje de Tora semanal de la lista de email de la Dimension Interior.
Suscríbase ahora ingresando su dirección de email en nuestra página de inicio.

mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por el Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las ense
ñanzas de la dimensión interior de la Torá en la
Tierra de Israel y en la Di
áspora tomadas de las enseñanzas del rabino Itzjak Ginsburgh

Busqueda

Mapa
del
Sitio

Novedades

Suscribirse
al
email

Archivos
de
Email
Album
de
Fotos
Próximas
Clases
Acerca
de
Gal Einai
Contactarse
con
Gal Einai
Comprar
Libros y
Casettes
Este sitio se ve mejor con resoluciones de 800x600 y color 16bit. Instrucciones para configurar su resolución
Si tiene dificultades con los signos del castellano, hag click aquí:
Instrucciones para corregir las fuentes