La Meditación Judía

 

La Dimensión
Interior

Suscríbase a la lista
del Mensaje de Torá
Semanal de la Dimensión Interior

¿Disfruta de estas meditaciones?
Envíenos sus comentarios a
spanish@inner.org


Ayuda!
No puedo escuchar estos archivos de audio


Ayúdenos a mantener el Instituto


Ya está a la venta:

Once Melodías
Místicas de Fe y
Meditación
(en CD)
por el Rabino Ginsburgh

 

Introducciones

Parte 30

El es el Lugar del Mundo

Como conclusión, para apreciar con mayor profundidad la naturaleza dinámica de nuestro espacio Divino meditativo, nos referiremos al concepto de espacio en si.

Hablándole a Moisés, Di-s dice:

Mira, hay un lugar [lit. "espacio"] conMigo.

Nuestros sabios interpretan esta declaración como:

"
El es el lugar del mundo, el mundo no es Su lugar".

Mas aún, nuestros sabios utilizan la palabra "espacio” (makom) para denotar a Di-s mismo, el Omnipresente.

Por el contrario, encontramos en cabalá
que antes de la creación del universo, sólo existía la luz infinita de Di-s, sin dejar lugar para la existencia de los mundos creados. Para comenzar el proceso creativo, Di-s "contrajo" Su luz infinita, creando así un espacio libre para que existan lo que iban a ser las realidades creadas.

Entonces, podemos identificar a Di-s mismo, el Omnipresente, como el "espacio superior", en contraste con el aparente vacío o "útero" en el cual tiene lugar la creación, el espacio inferior". En particular, cada uno de estos "espacios" posee dos dimensiones:

El espacio superior, Divino, puede referirse a la esencia misma de Di-s o a Su luz trascendente que acompaña a toda la creación. En cabalá, Su luz trascendente es identificada con su voluntad de crear, también conocida como Su "Nombre", que precede a la creación (como declaran nuestros sabios: "antes de que el mundo fuera creado, existía solo El Santo, bendito Sea, y Su gran Nombre).

El espacio inferior incluye el vacío aparente de la creación y el "rayo" de energía creativa Divina que permea el vacío, la luz inmanente de Di-s.

Cuatro Niveles de Experiencia

En nuestro servicio Divino, experimentar la omnipresencia de la esencia misma de Di-s, es experimentar la verdad definitiva y absoluta de que sólo Di-s existe, "no hay otro aparte de El", comprender que somos nada.

Experimentar Su luz trascendente, Su voluntad de crear (abarcando siempre todo punto de la realidad), es la vivencia de la infinita bondad de Di-s y cómo toda la creación no es más que una expresión de Su voluntad de ser bueno para todo y todos
.
Experimentar su luz inmanente es vivenciar Su providencia Divina en cada faceta de la vida.

Experimentar el aparente vacío en el cual tiene lugar la creación es experimentar la distancia existencial que nos separa del Creador, aparentemente ausente, y esforzarse en "descubrir" Su presencia y acercarse a El.
¿Por qué Di-s creo el espacio? El más bajo de los cuatro niveles descriptos arriba fue creado para hacer un espacio para la existencia de un otro. Aquí, espacio significa separación.

El siguiente nivel de espacio, por encima del anterior, da lugar a las relaciones y la preocupación sincera hacia los demás. En él, el espacio es experimentado como un continuo de partículas de fuerza elementales, como grabitones, que unen la realidad.
Ya por encima de este, el espacio es la unión de lo creado con el Creador con amor absoluto.

Finalmente, el espacio no es más que la esencia del propio Creador
.
Estos cuatro niveles de espacio, dos "ocultos" y dos "revelados", corresponden a las cuatro letras del Nombre esencial de Di-s: Havaia.

En resumen:

 

En la realidad

En el servicio Divino

iud

La esencia de Di-s

"no hay nada más que El"

hei

Su luz trascendente, Su voluntad de crear

La unión de las criaturas en el amor del Creador

vav

El "rayo" de energía creativa Divina; Su luz inmanente

Relación y preocupación sincera por uno (Di-s) y por el otro (el hombre)

hei

El aparente vacío o "útero" de la creación "separación"

alejamiento existencial de Di-s


Al meditar sobre el espacio que nos rodea, visualizando e integrando dentro de nuestra conciencia los seis mandamientos continuos de la Torá como parámetros del espacio, nuestra percepción del espacio mismo se expande y se eleva de nivel en nivel. De sentirse alejado de Di-s, la "distancia" espacial se va convirtiendo lenta pero seguramente en una experiencia de gravitación espontánea hacia Di-s, rodeándose con el abrazo de Su amor y, en definitiva, volviéndose verdaderamente uno con El, la única existencia verdeadera.

Cada semana se incorpora un capítulo que es enviado también a través de nuestra lista semanal. Inscríbase Ya !!!

   
volver

avanzar