La Meditación Judía

 

La Dimensión
Interior

Suscríbase a la lista
del Mensaje de Torá
Semanal de la Dimensión Interior

¿Disfruta de estas meditaciones?
Envíenos sus comentarios a
spanish@inner.org


Ayuda!
No puedo escuchar estos archivos de audio


Ayúdenos a mantener el Instituto


Ya está a la venta:

Once Melodías
Místicas de Fe y
Meditación
(en CD)
por el Rabino Ginsburgh

 

Introducciones

Parte 10

Los Seis Mandamientos Continuos
y los Seis Recuerdos

Cuando tratamos de establecer correspondencias uno a uno entre grupos conceptuales paralelos, a menudo se presentan varias posibilidades. Esto es debido a la interrelación entre los conceptos y la inter inclusión que hay entre ellos. Presentaremos aquí la correspondencia uno a uno más directa entre los seis mandamientos continuos de la Torá y los seis recuerdos diarios:

  1. El recuerdo del éxodo, cuya máxima expresión es la noche del seder, transmite al alma judía la impresión de amor entre Di-s e Israel, que está simbolizado en la Torá por el amor entre el novio y la novia. En cabalá, Pesaj es la festividad del amor, cuando leemos el Cantar de los Cantares, el canto de amor entre el Novio Divino y la novia. Se dijo del éxodo: “recuerdo la bondad de tu juventud, el amor de tus esponsales, cómo Me seguiste en el desierto, dentro de una tierra yerma.” Di-s recuerda nuestra bondad (jesed) y al amor (ahavah) por El, y nosotros recordamos Su bondad y amor por nosotros. De esta manera, el recuerdo del éxodo corresponde al mandamiento continuo de amar a Di-s, a la derecha en nuestro hipercubo.
  2. El recuerdo de cuando Di-s se nos reveló en el Sinaí, la revelación de arriba –“Tu has visto que He hablado contigo desde el cielo”- corresponde claramente al mandamiento continuo de creer en Di-s y Su providencia. “La Torá que nos fue ordenada por Moshe”, que corresponde a la sefirá de netzaj y la dirección de arriba. Netzaj significa “eternidad” y también la Torá es eterna, nunca será reemplazada.

Como veremos, la esencia del primero de los Diez Mandamientos, o sea la fuente de este mandamiento en la Torá, es expresada ya en sus primeras palabras: “Yo soy Di-s, tu Di-s…,” refiriéndose a la revelación de la esencia misma de Di-s. El versículo continúa: “… quien te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de la esclavitud.” La revelación de Sinaí evoca el éxodo de Egipto. La creencia adulta en la esencia de Di-s evoca el amor juvenil por El.

Cada semana se incorpora un capítulo que es enviado también a través de nuestra lista semanal. Inscríbase Ya !!!

   
volver

avanzar