Las Letras
Hebreas

CURSOS POR INTERNET

LAS LETRAS DE LA CREACIÓN

8.JPG (6413 bytes)

La Letra
del día

Cuadro de
las Letras

Introducción

Alef

Bet

Guimel

Dalet

Hei

Vav

Zain

Jet

Tet

Iud

Caf

Lamed

Mem

Nun

Samej

Ain

Pei

Tzadik

Cuf

Reish

Shin

Tav

 

Las Letras Hebreas
El Significado Místico de las Letras Hebreas

LAMED
Aspiración: Contemplación del Corazón

En las "Letras de Rabi Akiva", la escritura completa de la letra lamed (lamed-mem-dalet) es la sigla de la frase: "un corazón que entiende el conocimiento" (lev mevin daat). El valor numérico de esta frase, (608), equivale a "corazón" (32) veces "Eva" (19), es decir, "el corazón de Eva".

En su comentario de la historia del Jardín del Edén, el primer episodio del género humano, Rabi Avraham Ibn Ezra declara que Adán es el secreto del cerebro; Eva, el secreto del corazón; la serpiente, el secreto del hígado. En la cabalá y el jasidismo, estas correspondencias fundamentales son desarroladas y explicadas en profundidad.

Adán y Eva, hombre y mujer, son los prototipos espiritual de las fuerzas de dar y recibir. La unión marital y el dar del hombre a la mujer, se relaciona con el secreto del conocimiento, como está dicho: "Y Adán conoció a su esposa Eva". Por esta razón, son vistos a menudo como que representan al maestro y el alumno. El maestro contrae su intelecto en un punto (iud), para poder transmitir sus enseñánzas a su estudiante, mientras que el discípulo nulifica sus niveles previos de concepción, para ser un recipiente adecuado para las nuevas y maravillosas enseñanzas de su maestro.

En particular, la forma de la lamed representa la aspiración del alumno devoto de aprender de la boca de su maestro. El significado literal de la letra lamed es "aprender" (o "enseñar"). La semilla de la sabiduría, insinuada por la letra iud, desciende desde el cerebro (Adán) para impregnar completamente la conciencia del corazón (Eva). El corazón aspira (ascendentemente) a recibir este punto de comprensión desde el cerebro. Este es el secreto de la forma de la letra lamed, el corazón asciende con la aspiración de concebir y comprender ("entender conocimiento") el punto de sabiduría, la iud situada en el cénit de la letra lamed.

Nuestros sabios se refieren a la lamed como "una torre elevándose en el aire". Trescientas leyes se relacionan con el secreto de esta "torre voladora". En nuestro estudio de Torá, la "torre voladora" es la expresión de nuestro amor y devoción por el estudio de la Torá, nuestra aspiración de concebir su verdad interior, estirándonos por sobre la "barrera de la gravedad" de las preocupaciones de la tierra. Cuentan que el Baal Shem Tov solía poner la palma de su mano en el corazón de un chico judío, y lo bendecía que sea un "judío cálido". La palma, el poder de realizar un potencial, se vuelve manifiesto - a un nivel espiritual interior - en el "deseo [corona, keter] del corazón" de concebir y unirse con el Deseo de Di-s, las enseñanzas de la Torá. La lamed, el corazón, aspira a ascender y conectarse con la iud de la Comprensión Divina. Esto es reflejado en la forma de la letra lamed, una caf conectándose hacia arriba con una iud. Este es también el secreto de la secuencia espiritual insinuada en las letras de la palabra keli, "recipiente" o "instrumento" (caf-lamed-iud): el poder de realizar un potencial (la palma [caf] del Baal Shem Tov), que se manifiesta en la aspiración del corazón [lamed] elevándose para concebir el secreto de la sabiduría Divina [iud]. En la Torá, el corazón simboliza el concepto primario de recipiente, el secreto de Eva.


FORMA

Una vav - cuya cabeza (iud) mira hacia abajo - sobre una caf. "Una torre que se remonta en el aire". La única letra que asciende por sobre la línea.

Mundos:

  • Un cohete de tres etapas que se remonta en el espacio exterior.
  • La aspiración del hombre de entender el universo.
  • Almas:

  • El corazón de un hombre sabio ascendiendo para comprehender la sabiduría de Di-s.
  • Aprender para enseñar, aprender para hacer.
  • Divinidad:

  • Inspiración Divina; la elevada Shejiná.
  • La imaginación profética abriéndose paso entre las limitaciones del intelecto racional.

  • NOMBRE

    Aprender; enseñar.

    Mundos:

  • El poder de dirigir y controlar el instinto animal.
  • El estudio de las artes seculares; conocimiento empírico.
  • Almas:

  • El anhelo del alma de estudiar Torá.
  • Rectificación del poder de la imaginación.
  • Estudiar para simultáneamente enseñar, y estudiar para hacer.
  • Divinidad:

  • Estudiar acerca de la Esencia de Di-s.
  • Crear nuevos cielos y tierra.

  • NUMERO

    Treinta

    Mundos:

  • Treinta días del mes.
  • "Maljut" es adquirido a través de treinta atributos.
  • Treinta shekel es el valor de un hombre adulto.
  • El ciclo menstrual.
  • Almas:

  • Los treinta tzadikim por cuyos méritos se sostiene el mundo.
  • Treinta generaciones desde Abraham hasta la destrucción del Primer Templo.
  • Divinidad:

  • Treinta niveles de realeza.
  • Treinta categorías de tzadikim en el Mundo por Venir.
  • mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por  Instituto Gal Einai de Israel
    Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Torá
    en la Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del
    rabino Itzjak Ginsburgh