La Dimensión Interior -- Un Portal hacia la Sabiduría de la Cabalá y el Jasidismo
 
Los Nombres
de Dios

Introducción

Havaiá

Ekié

Ka

Kel

Eloka

Elokim

Tzevakot


Shakai

Adnut

Akva

Ehevi

 

Los Nombres de Dios

Shakai

En Cabalá, el Nombre Shakai (lit. "el Todopoderoso") se asocia generalmente con la sefirá de iesod, el "fundamento" de toda existencia.

Nuestros sabios interpretan este Nombre como sigue: "Por el cual Él dijo a este mundo: Basta". Entonces el Nombre Shakai representa el poder de Dios para limitar la tendencia natural de la Creación de expandirse infinitamente.

Mientras que el Nombre esencial de Dios, Havaiá, se asocia a menudo con "Milagros revelados" que desafían la naturaleza y sus leyes, el Nombre Shakai se asocia con los "milagros ocultos" que cambian el curso de la naturaleza permaneciendo escondidos dentro de ella. El poder anterior para limitar la inercia de la expansión sin límites es el ejemplo clásico de ese milagro oculto.

Una lectura adicional de Shakai por nuestros sabios es: "Por lo que su Divinidad es suficiente para todas y cada una de las criaturas". Esto se refiere al poder de Dios de hacer que Su Divinidad sea consciente y "accesible" a cada una de Sus criaturas, independientemente de su estado espiritual o su lugar en la jerarquía de la Creación.

Como la sefirá de iesod siempre está personificada por la figura del tzadik (en cada generación), él es el modelo ideal de Divinidad entrando a un plano visible y finito (su propio cuerpo y conciencia), capacitándolo así para servir como "casa de luz," revelando al mundo la continuación de los milagros ocultos de Dios rectificando la conciencia del mundo señalando constructivamente así la tendencia del mundo hacia la entropía.

El Nombre Shakai con frecuencia aparece junto con el Nombre Kel como Kel Shakai. Este es el Nombre por el cual Dios se reveló a Sí Mismo y Su providencia a los patriarcas, como Él dijo a Moshé antes de mostrarse a Egipto con los milagros revelados de las diez plagas: "Y yo aparecí a Abraham, a Itzjak y a Iaacob como Kel Shakai; pero por Mi Nombre Havaiá, no me presente ante ellos " (Éxodo 6:3).

Shakai = 314. Junto con Kel (= 31), 31 más 314 = 345, el valor de Moshé (el “inverso” numérico de 543, "Ekié asherEkié"). Entonces, en cierto sentido, Dios se reveló a Si Mismo a los patriarcas "envuelto" en la raíz espiritual del alma de Moshé, el que fue destinado a redimir a sus hijos del exilio y concederles el regalo final de Dios, la Torá.

En Cabalá (vea el principio del comentario del Gra en Sefer Ietzirá), el secreto de la continuidad de los Milagros ocultos dentro de la naturaleza se relaciona a la relación de la circunferencia del circulo a su diámetro (comúnmente referido como pi). Nuestros sabios, en general, lo aproximan como 3. La yuxtaposición de (el valor numérico de) dos Nombres de Dios Kel Shakai (como la continuación del número 3) alude a la única forma correcta para representar el "número trascendental" pi (un "milagro escondido" de la teoría numérica), denominada como una progresión infinita cuyo limite es pi: 3, 3.1 (Kel), 3.14 (Shakai)... (aquí vemos que el poder para "limitar," inherente en el Nombre Shakai, también implica la habilidad de alcanzar el limite finito de un proceso que sólo puede ser representado como una progresión de términos finitos).

En at-bash, el Nombre Shakai se transforma a beit, kuf, mem. Estas tres letras son de hecho las tres letras finales de los Nombres de los Patriarcas, Abraham (cuyo nombre termina con la letra mem), Itzjak (cuyo nombre termina con la letra kuf), y Iaacov (cuyo nombre termina con la letra beit). Esto apoya lo que se explico arriba, que Dios se revelo a Sí mismo a los Patriarcas por el Nombre Shakai.

Dios personificó el poder de Su Nombre (Todopoderoso) en el "sello" (las letras finales) de los Patriarcas. El "sello" representa la sefirá de iesod (referida en Cabalá como el "Sello de la verdad" de Dios). El sello "común" de los tres Patriarcas es el alma de Iosef el tzadik (hijo de Iaacov, y su poder espiritual para dar a luz a todos sus hijos, las tribus de Israel y su progenie por siempre, como se explica en Cabalá y Jasidut), el alma arquetípica de iesod (el tzadik iesod olam, el justo fundamento del mundo).

El at-bash de Shakai se lee beit, kuf, mem, mientras que las letras finales de los Patriarcas se leen, hacia atrás, mem, kuf, beit. Esto alude al verso donde los Patriarcas son enlistados hacia atrás en el tiempo: "Recordaré mi pacto con Iaacov, y también mi pacto con Itzjak, y también mi pacto Abraham recordaré, y recordaré la tierra" (Levítico 26:42). Este verso aparece a la conclusión de las "maldiciones" en ese libro. No sólo es una promesa del bien resultante y destinada a Israel (en merito de los Patriarcas y el pacto de Dios con ellos), sino que viene a “endulzar’ todas las "maldiciones" en curso, para revelar que en verdad todas ellas son bendiciones "ocultas".

Este es el poder del verdadero tzadik, el poder de iesod y el Nombre Shakai, el poder para transformar la aparente maldición en una bendición revelada. Este es Dios diciendo al plano de la creación (que aparenta estar muy lejos Suyo), la aparente maldición de este "mundo de engaño "--"¡basta!" esta es la revelación de la continuidad de los milagros ocultos dentro de la naturaleza y la manifestación de la Divinidad de Dios siendo suficiente para todas y cada una de Sus criaturas.

El "deletreo completo" de Shakai = 814, es igual a 314 (Shakai) más 500 (su parte "embarazada"). 500 = pru urevú, "fructificad y multiplicaos", el primer "gran" precepto de la Torá, el mandamiento de iesod, dado a Adam el día de su creación, el sexto día, que también corresponde a la sefirá de iesod.

814 = 22 veces 37. La sefirá de iesod se menciona como el “signo”, ot, o "letra" (el signo del pacto Divino en la carne del hombre es llamado ot brit kodesh, "la señal del pacto sagrado"). Contiene el potencial de los 22 poderes inherentes en las 22 letras del alef- beit (tal como los 22 cromosomas independientes en la semilla del hombre [el 23 se une con el del sexo opuesto para determinar el sexo de la descendencia]), todo lo cual se deriva del "vapor" amorfo (hevel = 37) de la creación, como se explica en Cabalá.

mag1.gif (1839 bytes) La Dimensión Interior es presentada por  Instituto Gal Einai de Israel
Con la finalidad de diseminar las enseñanzas de la dimensión interior de la Torá en la
Tierra de Israel y en la Diáspora tomadas de las enseñanzas del
rabino Itzjak Ginsburgh

Busqueda

Mapa
del
Sitio

Novedades

Suscribirse
al
email

Archivos
de
Email
Album
de
Fotos
Próximas
Clases
Acerca
de
Gal Einai
Contactarse
con
Gal Einai
Comprar
Libros y
Casettes
Este sitio se ve mejor con resoluciones de 800x600 y color 16bit. Instrucciones para configurar su resolución
Si tiene dificultades con los signos del castellano, hag click aquí:
Instrucciones para corregir las fuentes